Parrot Mambo

Parrot Mambo

Esta es la propuesta de Parrot de un drone de carreras de iniciación. Lo cierto es que sobre el papel está bastante bien pensado pero… ¿será lo que promete?

Catalogar al Parrot Mambo no es sencillo porque, dependiendo de los accesorios, puede ser un drone de iniciación o un drone de carreras. O un drone para niños.

017 - Drone pequeño de carreras - Parrot Mambo

Valoración en Amazon

4.3/5

Análisis y características del Parrot Mambo

El Mambo es un dron de juguete de Parrot. Hay muchas cosas buenas que decir sobre este dron, pero una de las mejores características que tiene es la cámara que mira hacia abajo.

Puedes usar la cámara para ver lo que hay debajo de ti, pero lo más importante, el Mambo la usa para ver el suelo y estabilizarse. Eso significa que el Mambo mantendrá su posición (en interiores y exteriores) al igual que los drones con cámara más caros. Para procesar el video para la estabilización, el Mambo tiene un potente procesador incorporado.

Hablando de procesar cosas, ¿sabías que el Mambo es totalmente programable? Si tú o tus hijos quieren aprender a programar, el Mambo es completamente programable usando el SDK de Parrot, el lenguaje de programación Swift de Apple o Tynker. ¡Puedes hacer que el Mambo haga cosas como despegar, volar en una dirección, dar la vuelta y luego aterrizar sin tocar los controles. Este drone es la competencia directa del DJI Tello en ese sentido, pero ofrece otras características que el Tello no tiene.

Todos los Mambos tienen una montura especial que puedes usar para agregar accesorios adicionales. El accesorio más nuevo es la cámara FPV. Cuando se combina con las gafas FPV incluidas, el Mambo FPV te permite volar el dron de una manera completamente nueva respecto a otros drones de juguete. Puedes ver lo que ve el dron y volar como si estuvieras dentro de la cabina del dron. Vamos, un vuelo FPV como si fuera un drone de carreras.

El Mambo FPV es un dron estupendo. Viene con todo lo que se necesita (que no sea un teléfono inteligente) para comenzar a hacer FPV. Aunque Parrot anuncia el Mambo como un dron de carreras FPV, no es un verdadero dron de carreras FPV como los de nuestra sección FPV Racing. Es más un fantástico juguete FPV hecho para principiantes y niños. 

Existen varios modelos de Mambo:

Parrot Mambo Fly

Parrot Mambo ha sido un dron muy popular de nivel de entrada desde la introducción del primer modelo de la serie Mambo. Este era un dron lo suficientemente genial, estaba disponible a un precio asequible y era una buena opción para los novatos en el mundo de los drones. Podrías perfeccionar tus habilidades de vuelo con un modelo como este y quizás actualizar a productos más baratos más adelante. El modelo Fly también era adecuado para niños.

Parrot Mambo Misión

Luego vino la Mambo Misión que introdujo y popularizó el uso de pinzas que pueden coger objetos y cañones que disparan bolas. El modelo estaba equipado con características más sofisticadas y, como es de esperar, el precio subió un poco. Pero lo último en la línea Parrot Mambo es el Mambo FPV. Este modelo está más en sintonía con las expectativas comunes de los usuarios medios: disparo de alta definición, cámara FPV, capacidad de compartir transmisiones en vivo en plataformas como Youtube, Facebook, etc. Posteriormente, el modelo FPV ha logrado obtener más popularidad en comparación con sus hermanos Y en consecuencia, también nos concentraremos en este modelo en nuestra revisión actual.

Parrot Mambo FPV

Lo primero que un comprador de Mambo FPV debe tener en cuenta es que, a diferencia del Mambo Fly, este no es un juguete para niños. En otras palabras, si planea regalarle a su hijo un quadcopter en su décimo cumpleaños, debe elegir el modelo Fly y no el FPV.

Mencionamos esto por separado, ya que todos estos modelos vienen con el nombre Parrot Mambo, a veces es fácil confundirse. De hecho, en el Manual de instrucciones del modelo FPV, el primer elemento en la página de “Advertencia” pone categóricamente que esto es “NO ES UN JUGUETE” y que los niños menores de 14 años no deben manejar esta máquina.

Bueno, saltemos a todas las cosas geniales que Mambo FPV tiene para ofrecerte.

El drone es bastante pequeño pero con un bonito chasis blanco hecho de plástico. Hay dos luces LED verdes colocadas en la parte delantera del chasis y estas le dan a la máquina una apariencia algo atemorizante. Las extremidades y las palas del rotor también están hechas de plástico. Sin embargo, a pesar de todo, el drone es bastante resistente y duradero, aunque aún le recomendamos que uses los protectores de apoyo al menos las primeras veces que estés volando la máquina.

El controlador se ve y se siente como un controlador Xbox simplificado, con dos palancas multidireccionales que controlan la rotación, la elevación y el movimiento. Hay un par de botones que activan movimientos acrobáticos especiales (que es posible que desees evitar realizar con las gafas puestas, a menos que tengas una bolsa de plástico en la mano) y un botón para despegar y aterrizar.

Las gafas Parrot Cockpit 2, por su parte, son como unas gafas Gear VR rudimentarias. Sujetas tu teléfono inteligente al frente y las lentes dentro convierten el metraje en la pantalla de tu teléfono en una imagen inmersiva.

Las gafas son plegables, lo que lo hace fácilmente transportable; el equipo de Parrot que lo diseñó lo hizo pensando en podre llaverlo en una mochila, aunque dado que las gafas están expuestas, nos preocuparía que se rayen o ensucien.

La cámara FPV en sí (como el dron en el que se asienta) es pequeña y está hecha de plástico blanco. Se monta fácilmente en la parte superior del Mambo, y se queda quieta, incluso si se hacen algunos aterrizajes  turbulentos.

Cargar el Mambo es fácil gracias a un puerto micro USB en la parte trasera, y hay un indicador LED que se ilumina en rojo para indicar que se está cargando, y se vuelve verde cuando el dron está completamente cargado.

Una carga completa toma aproximadamente 45 minutos a través del puerto USB de un ordenador y 30 minutos desde un enchufe de pared. Una carga completa te dará aproximadamente ocho minutos de tiempo de vuelo con la cámara conectada, o 10 minutos sin ella.

Respecto a su rendimiento, El Parrot Mambo es un placer de usar, y puedes pasar de ser un novato a realizar un vuelo realmente satisfactorio en cuestión de minutos. Todo esto es gracias al software bajo el chasis.

Como líder en tecnología de drones, Parrot ha pasado muchos años trabajando tanto en hardware como en software para modelos de gama alta que se han filtrado claramente a los modelos más baratos.

Hay tres modos de vuelo diferentes. En el modo Fácil, el dron se estabiliza horizontal y verticalmente, con todos los movimientos asistidos por aprendizaje automático para evitar que pierdas el control. En el modo Drift, la estabilización horizontal está desactivada, lo que le brinda un mayor control sobre el Mambo FPV, mientras que en el modo Racing el piloto automático está completamente apagado, lo que te permite tener el control total.

El vuelo es intuitivo, rápido y personalizable, y se puede establecer la altura máxima, contando los giros y los diferentes modos de vuelo, todo desde la aplicación. Incluso hay una función que te permite comenzar un vuelo simplemente lanzando el Mambo al aire, lo cual es muy divertido de hacer.

Se puede controlar el Mambo utilizando la aplicación para teléfono inteligente llamada FreeFlight de Parrot o el controlador incluido en la caja. Ambos son fáciles de usar, pero el rango sobre el cual puede controlar el dron se mejora significativamente cuando se usa el controlador Flightpad. El alcance de la señal se sitúa en 60 metros con el controlador, en comparación con 40 metros con el teléfono.

Conectar el dron es un poco complicado: esto implica establecer una conexión Buetooth entre el Flightpad y el dron, y una conexión Wi-Fi entre el dron y tu teléfono. Hacer que el Mambo se vincule por primera vez con el Flightpad no siempre funciona a la primera, con ambos dispositivos parpadeando tontamente el uno al otro durante un período de tiempo significativo.

Sin embargo, conectarse al teléfono sigue siendo complicado. Cada vez que se desee conectarse, debes ingresar a la configuración de Wi-Fi y seleccionar el Mambo, luego regresar a la aplicación principal FreeFlight para comenzar su vuelo. Un rollo.

Como hemos mencionado, aunque existen varios modelos de Mambo, el verdadero aliciente del Mambo es volar con FPV. Como te puedes imaginar, con una cámara lo suficientemente pequeña como para caber en este pequeño dron, la calidad de imagen no va a ganar ningún Oscar; si estás buscando un dron para tomar impresionantes fotos y videos en HD, este no es el modelo indicado. Pero no es su finalidad tampoco. Los drones de carreras (aunque este como antes hemos comentado estaría un poco al límite de considerarse como tal) solo se espera de ellos que sus cámaras den calidad suficiente como para que el piloto pueda ver por donde pilota a través de unas gafas FPV.

Cuando estás en modo FPV, el teléfono inteligente sujeto a las gafas, es una experiencia emocionante. Y cuando llegas al escenario donde tienes la confianza suficiente para pilotar entre obstáculos, es maravilloso, poniéndote la cámara en el lugar del pilot del drone.

Dicho esto, la imagen FPV tiende a ser un poco nerviosa, con la imagen ocasionalmente entrecortada. Se puede calibrar el canal de Wi-Fi y encontrar la mejor conexión cuando es posible, pero nunca resuelve completamente el problema.

También hay poco menos de un segundo de retraso entre el movimiento del dron y la imagen que llega al auricular. Si llegas a la etapa donde quieres hacer pruebas de velocidad a través de una carrera de obstáculos casera, este retraso podría convertirse en un problema.

Y la duración de la batería resultó ser un problema para nosotros: ocho minutos no parecían tiempo suficiente. Además, con vientos fuertes, el dron tiene que trabajar más para mantenerse estable y en curso, y el tiempo de vuelo se reduce aún más.

Este es un punto interesante, en comparación con otros drones en el mercado, el Parrot Mambo FPV en realidad tiene una duración de batería muy competitiva, pero con frecuencia nos encontramos llegando al escenario donde nos sentimos cómodos volando el Mambo cuando la batería se vuelve críticamente baja. Por eso se recomienda encarecidamente (en este y en la mayoría de los drones en general) tener un juego de baterías de recambio.

Como conclusión, podemos decir que el Mambo FPV es un drone que gusta. Es increíblemente fácil volar con él y lo suficientemente robusto como para recibir algún que otro revolcón, ambos requisitos esenciales para un dron principiante, sobre todo si es usado por niños.

Con su funcionalidad FPV, el Parrot Mambo ha adquirido una característica que lo lleva del “dron novedoso” a una valiosa incorporación al mundo de los drones. Por el precio que tiene, se percibe como un juguete costoso (por supuesto, no es un juguete), aunque cuando miras el precio de algunos de los otros artilugios electrónicos, en realidad es bastante razonable.

Si bien puede parecer bastante barato, tan pronto como comiences a volar el Parrot Mambo, tendrás la sensación de que tu dinero ha sido bien gastado. Ojalá que la duración de la batería fuera mejor, pero ese es un problema común de muchos drones.

Consideramos que esta es una excelente manera iniciarse en el mundo de las carreras de drones sin comprar un dispositivo dedicado que no sea bueno para mucho más; si llevas el Mambo a casa y compruebas que las carreras de drones no son para ti, puedes quitar la cámara y todavía tienes un dron divertido.

Especificaciones

 

Sensores de estabilización :

  • Unidad de medida inercial para evaluar la velocidad, la inclinación y el contacto con obstáculos (acelerómetro de 3 ejes y giroscopio de 3 ejes)
  • Sensor de ultrasonido
  • Sensor de presión
  • Sensor de cámara

Energía :

  • Batería LiPo 660 mAh
  • Autonomía de 8 min con accesorio conectado o parachoques
  • Autonomía de 10 min sin accesorio ni parachoques
  • Tiempo de carga de 30 min con un cargador de 2,1 A

Diseño aeronáutico :

  • Software de control de vuelo y estabilización
  • Proporción peso/velocidad optimizada

Medición de la velocidad :

  • Cámara vertical de 60 FPS

Cámara :

  • Grabación y streaming en HD 720 p 30 IPS
  • FOV 120°
 

PARROT COCKPITGLASSES 2

  • Amplia visibilidad con campo de visión de 96º
  • Compatible con teléfonos iOS/Android de 4,5 a 6

PARROT FLYPAD :

  • Energía :200 mAh Batería Lipo, 6 h de autonomía, 2 h de carga con el cargador 2,5 A
  • Conexión : Hasta 100 metros, conexión automática, transmisión: 100 metros con Parrot Flypad
  • Dimensiones : 16,5 x 9,7 x 6,6 cm (tamaño máximo de los smartphones compatibles: 160 x 78 x 9,8 mm)
  • Peso : 295 g con el soporte para smartphone

Conexión Parrot USB

  • Sistema patentado para conectar accesorios remotos al drone

Alcance

  • 100 ft/ 30 m con un smartphone
  • 100 m con Parrot Flypad

Peso :

  • Peso: 2,22 oz / 63g (sin parachoques ni accesorios)
  • Peso con la cámara: 73 g

Dimensiones :

  • 18 x 18 cm con parachoques 

Parrot Mambo Guia inicio rápido Español

Opiniones de los expertos

Pros y contras de este Drone

  • Calidad de construcción, plásticos de buena calidad
  • Accesorios como la camara FPV lo hacen un drone muy divertido y con posibilidades
  • El funcionamiento de los sistemas de estabilización automáticos funcionan bastante bien
  • Se dice que el tiempo de vuelo es de hasta 9 minutos, pero muchas veces no dura más de 5-6
  • La velocidad de disparo del accesorio del cañón en el modelo Misión es muy lenta

Conclusiones

Este modelo se parece en muchas facetas al DJI Tello, sobre todo en lo que tiene que ver con la calidad de los materiales de construcción, sin embargo este drone va más allá con los accesorios de las distintas versiones, sobre todo el FPV. Es un drone perfecto para que niños y mayores se inicien en el mundo de los drones en general y, si quieren, en el de los drones de carreras en particular. Vale cada euro que cuesta.